CONTACTO

elanalisisdelanoticiadeayer@outlook.es

martes, 11 de noviembre de 2014

SEGÚN CONDUCIMOS, ASÍ SOMOS. ¿ESTÁS DE ACUERDO O ERES DE LOS QUE TE TRANSFORMAS DELANTE DE UN VOLANTE?

Noticia nacional. Jmg (publicada el 10/11/2014 abc.es)

El estilo y la forma de conducir dice muchos de nosotros, y gracias a como nos comportamos delante de un volante, podemos predecir en gran medida como es nuestra forma de ser, carácter y personalidad. HTMBoxes ha clasificado en cinco clases distintas, los conductores que transitan por nuestras carreteras. Mira a ver en cuál de ellas te sientes más identificado.

Y así tendríamos, el conductor que se cree que la carretera es un circuito de carreras, y que es toda suya, donde puede llegar hacer todo tipo de infracciones e imprudencias. Luego tendríamos al conductor que se cree que va sólo en la carretera, y suele conducir de una forma lenta por el carril de adelantamiento y sin avisar los desplazamientos.

También tenemos al conductor que tiene un excesivo miedo frente al volante, y cualquier maniobra le supone un gran reto, suele ir muy lento y las incorporaciones son su mayor desafío. El cuarto tipo de conductor sería el quejica, es aquel que le molesta casi todo, y está utilizando el claxon siempre que pueden o increpando, gritando e insultando al resto de los conductores.

Y finalmente, estaría el conductor el cual cumple con las reglas de circulación, e intenta ayudar a los demás conductores, sin serles un problema.


Todo esto sería lo teórico sobre los supuestos cinco tipos de conductores. Tal vez nosotros nos veamos mucho más identificado en alguno de estas cinco modalidades frente al volante. Pero personalmente pienso que la mayoría de nosotros, somos un híbrido entre varios de estos grupos.

Según el momento puntual en el que nos encontremos, podremos conducir de una forma más agresiva y sin tener en cuenta a los demás, o por el contrario, ser más prudentes, y conscientes que no estamos solos en la carretera. Si hemos tenido un día malo en el trabajo, o si hemos discutido con la pareja, o si tenemos un problema que no nos deja concentrarnos, son circunstancias que pueden afectar a nuestro comportamiento natural frente al volante.

También otros factores, como conducir bajo estrés, con prisas, o en sitios donde la circulación es lenta y muy poca fluida, puede a determinadas personas hacerles perder los nervios, y desencadenar todo tipo de malas acciones conduciendo.

A determinadas personas también les ocurre, que es montarse en el habitáculo del coche, y se transforman, la falsa impunidad y la sensación errónea de sentirnos protegidos dentro de nuestro vehículo, hace que en muchas ocasiones podamos enfrentarnos a otros conductores por cuestiones totalmente banales y absurdas.

Así, con todo esto en mi opinión creo honestamente que hay un poco de todo, pero en síntesis, el que es buen conductor de verdad, debería serlo bajo todo tipo de circunstancias, y en todo tipo de situaciones.


Jmg (fuente imagen, adanbourne.blogspot.com)  

1 comentario:

  1. Cuando conduzco soy mucho mas precavido de lo que soy

    ResponderEliminar