CONTACTO

elanalisisdelanoticiadeayer@outlook.es

jueves, 25 de septiembre de 2014

EL P.P. EN CONTRA DE SUS IDEALES POLÍTICOS RESPECTO EL ABORTO. ¿CUESTIÓN ELECTORAL O REFLEXIÓN IDEOLÓGICA?

Noticia nacional. Jmg 

Mariano Rajoy comunicó que no se aprobaría la pre ley del aborto para la modificación de la ley ya existente sobre este asunto, y las consecuencias no han tardado en acontecer. Gallardón, dimitió de su cargo como ministro de justicia, y todas las asociaciones pro vida, piden que no se vuelva a votar al P.P. en las próximas elecciones, y acusan a Mariano Rajoy de traidor.

A mi parecer es una noticia que se puede abordar desde varios puntos de vista. Muchos pensarán que el P.P. por fin se ha dado cuenta que la nueva ley que pretendía Gallardón sobre el aborto, lo único que hacía era dividir aún más a la sociedad sobre este tema tan delicado, en vez de llegar a un consenso mayoritario. Y por tanto, pensarán que la decisión tomada por el gobierno, ha sido acertada, y más vale tarde que nunca, pero rectificar es de sabios.

Y otros pensarán, que simplemente dicha decisión se debe a motivos electorales. El gobierno de Mariano Rajoy habrá valorado y estudiado las dos opciones, y ha llegado a la conclusión, que no sacando a la luz la nueva ley sobre el aborto, tendrá unos efectos negativos electorales menores, que si lo hiciera. Es decir, el número de votos que perderá el P.P. por hacer esto, será menor que si lo hiciera.

Personalmente creo que el gobierno se metió en un problema que no tenía, y que la sociedad no demandaba como prioritario. 


En las últimas elecciones uno de los puntos de su campaña electoral, era precisamente el de la nueva ley del aborto.  Una ley más restrictiva, la cual impedía mucho más el aborto. Y por esa razón, determinados colectivos pro vida, les votaron en ese momento. Y ahora esas mismas personas ven, que también por motivos electorales, esa misma ley se queda en el baúl de los recuerdos.

Es comprensible pensar que los ideales ideológicos del Partido Popular en este caso han flojeado como nunca, y han sido manipulados por motivos electores según les interesaba. Es penoso, que un gobernante de nuestro país, tenga que posponer una ley que había prometido, porque en estos momentos no le interese políticamente sacarla a la luz, y dejar a una parte de su electorado totalmente impotente.

Yo no me postulo a favor o en contra de dicha ley, porque hoy no es el tema de ello, además en noticias anteriores ya he analizado dicha ley, y he dicho lo que pensaba sobre ella. Lo que estoy valorando es la ética y honestidad de un político, que teniendo unos ideales políticos con los que se puede o no se puede estar de acuerdo, los tira por tierra, por un puñado de votos. Con esa actitud y forma de comportarse, ¿Quién se puede fiar realmente de Mariano Rajoy?

Ha quedado en evidencia totalmente, y se ha visto claramente que los rumbos por los que se dirige su partido no son los que rigen su ideología, sino los que marca los sondeos, estadísticas, y encuestas electorales. Una verdadera pena.

En cambio, la actuación de Gallardón, sin entrar a valorar de nuevo, si estoy o no conforme a la ley, es de admirar, porque ha dimitido cuando ha visto que su Gobierno, el cual le encargó la nueva ley del aborto, la paraliza yendo en contra de su intención inicial. Gallardón ha actuado en consecuencia a lo que piensa y siente, y eso es de agradecer, honestidad en la política, se esté o no esté de acuerdo.


Jmg (fuente imagen, vozpopuli.com)  

1 comentario:

  1. Rajoy no era de fiar, pero ahora mucho menos.

    ResponderEliminar